Teléfono: 981 96 40 92
SOLICITE CITA SIN COMPROMISO
Categorías

Condenan a dos años de prisión y multa al capitán del Prestige

28/01/2016

El Tribunal Supremo ha condenado a dos años de prisión y multa al que fue el capitán del buque Prestige.

El Tribunal Supremo ha condenado a dos años de prisión y multa al que fue el capitán del buque Prestige por un delito imprudente contra el medio ambiente en unos hechos que ocurrieron en las costas gallegas en el año 2002. El Tribunal considera probado que el capitán y la propietaria del buque actuaron de forma temeraria y que sabían, con sus acciones, que iban a causar daños.

En concepto de responsabilidad civil, el capitán, Apostolos Ioannis Mangouras tendrá que indemnizar en los términos que se fijen en ejecución de sentencia por la Audiencia Provincial de A Coruña. Con ello se está declarando la responsabilidad civil directa de la aseguradora Cia The London Steamship Owners Mutual Insurance Association (The London P&I CLUB, y la subsidiaria de Mare Shipping Inc., propietaria del barco.

Como consecuencia de todo ello, el Supremo ha aplicado el régimen de responsabilidad civil previsto en el Convenio Internacional sobre Responsabilidad Civil, nacida de daños debidos a contaminación por hidrocarburos. La condena ha sido firme al considerarse una grave afectación producida en el medio marino y demás perjuicios provocados a consecuencia del vertido de fuel proveniente del buque. Hubo una rotura del barco y, por ello, se derramó fuel hasta su fractura total y hundimiento, producidos seis días después, el diecinueve de noviembre, cuando se encontraba a 138 millas de la costa. El derrame oficialmente estimado fue de unas 63.000 toneladas de fuel.

Se destaca en la sentencia que el barco estaba envejecido y con deficiencias operativas que el propio capitán conocía perfectamente. El capitán, además, incumplió la normativa sobre las líneas de carga, mientras que el Supremo alude a su comportamiento elusivo a la hora de desatender las órdenes de la Autoridad Marítima Española, también contribuyó a incrementar el riesgo del vertido.